10 julio 2010

Both sides

Sí, admiro tu belleza interior.
Lástima que no seas reversible.

Como las camperas, viste?

Etiquetas:

6 Comments:

Blogger Flor S said...

Mmm... a veces los ojos engañan.

Besos

11 julio, 2010 13:55  
Blogger Demy said...

Sí que engañan, pero cuando uno se acostumbró a mirar mucho con el corazón...

12 julio, 2010 18:25  
Blogger Andy Juarez said...

¡Muy buena observación!
Saludos.

13 julio, 2010 12:09  
Blogger Demy said...

Saludos, muy bueno su blog!

13 julio, 2010 15:26  
Blogger Amor primario said...

Que triste realidad. Podría ser un poco mas equitativo...no?

13 septiembre, 2010 02:45  
Blogger Demy said...

Y, los tréboles de cuatro hojas existen, como raras casualidades.

13 septiembre, 2010 04:33  

Publicar un comentario

<< Home