28 enero 2005

Final

Hospital. Triste vacío de inspiraciones que llena mi alma. La luz de tus ojos me seduce y llena ese vacío místico que algún otro ángel ha dejado al irse. Mis ojos te desnudan, mis manos recorren esa hermosa naturaleza que otras sabias manos han sabido modelar. El impacto de tus labios sobre el cuerpo me hacen pensar que nada se puede mejorar, que ese magnífico momento es magnífico y nada más.

Sin embargo, la sonrisa en tu cara cambió cuando la línea que recorría la pantalla, una y otra vez, agotó sus espasmos. Mis ojos dejaron de mirarte para posarse en algún punto de la pared, lejos. Finalmente estallaste en un llanto ahogado.

No te apenes por mí, estoy en un buen lugar, me faltas tú, pero dentro de poco estaremos juntos otra vez.

Etiquetas:

2 Comments:

Blogger Flor S said...

Simplemente, bellísimo.

12 julio, 2010 21:52  
Blogger Demy said...

Gracias Flor por bucear tan hondo, muy pocos pasan de chapotear.

Beso.

12 julio, 2010 22:09  

Publicar un comentario

<< Home