29 enero 2005

Ausencia

No siento las ausencias de tu mente, ni siento los colores de tu boca, conmigo sólo sueñas, conmigo sólo chocas. No pienses en vano, el ocaso no te da la libertad. Suerte que te sirve de consuelo.

Etiquetas: