07 junio 2006

La pura verdad

Si tomo un Actimel y una aspirina todos los días, prácticamente me vuelvo inmortal.

7 comentarios:

V.Onoff dijo...

Sí, claro. Ahí lo tenés al Pancho Ibañez que no te deja mentir.
Y que tampoco nos deja en paz.

Demorgan dijo...

Oh, ya se lo extrañaba conde. Gracias. Cierre la puerta cuando se vaya.

V.Onoff dijo...

Ah... ¿pusieron puerta acá?, claro, seguro que en un tiempito más ya cobran entrada, siempre lo mismo, siempre lo mismo, el gobierno mira para otro lado, pero debería intervenir, no es posible que todo vaya a parar a manos privadas, ¿adónde vamos a parar?, ¿eh?, ¿qué estamos esperando?, ¿que nos privaticen el agua del cordón de la vereda?, ¿que Pancho Ibañez sea declarado Patrimonio de la Humanidad?... ¿Qué nos pasa a los argelinos?...

Demorgan dijo...

No, ni lo piense, no vamos a cobrar entrada así a lo guapo. Ahora, no creo que le cueste mucho pagar un bonito contribución para que le cuide el coche, vio que hay tanto chorro dando vueltas, la verdad que no sé cómo no se marean, aparte, los cristales salen caros.
Es una lucha, esta vida de oportunismo desmoralizado.

V.Onoff dijo...

¡Claaaaaaaaro!... usted hoy me viene con el bono contribución y mañana se me aparece con el bono sin tribución... Oiga, pongase de acuerdo y pongase el sobretodo que hace frío. Si lo que quiso es amenazarme, lo ha logrado. Prometo que de ahora en pinino más escribiré mis crónicas salvajes de una ciudad esmirriada desde abajo de la cama, con el teclado solo, a ciegas, sin pantalla solar ni escafandra para los sentidos. Quizá salga algo mejor. Siempre queremos que salga algo mejor porque queremos que lo peor no salga, queremos que se quede. Y se queda, siempre. Adentro... se va la segunda. Adiós, segunda.

Demorgan dijo...

Uyyy... yo sabía, esa manía de recargar las pilas viejas.

V.Onoff dijo...

¿Pilas?... ¿eran pilas?... que lo parió, ya lo decía yo, demasiado amargos los cubanitos. Eso sí, ahora me le acerco a un lavarropas y desato una electrólisis que reíte de la bombonera. Es notable, porque desarrollé un lenguaje que hace de la ósmosis electrolítica todo un medio de comunicación con los electrodomésticos y los electrosalvajes todos. Por ejemplo, ¿ustedes sabían que los lavarropas consideran que los lavavajillas son parientes ricachones y agrandados que no le lavan una chabomba ni de casualidad, mientras ellos se tragan todo sin decir nada? Es realmente muy interesante el parlamento de un lavarropas resentido. Al que no le entiendo nada es al secarropa... habla muy rápido.