19 octubre 2010

A la mínima expresión #1

Te miré tantas veces
que me olvidé de tu cara.

Etiquetas:

12 Comments:

Anonymous Anónimo said...

¿Adonde miraste? ¿Al ojo? ¿Ya no puedes regresar a la forma? jejeje
MUCHITA.

19 octubre, 2010 08:31  
Blogger Natalia... said...

Uuhh, si me habrá pasado...
Normalmente me ocurría luego de terminar alguna relación, y me aferraba fuertemente a su recuerdo...lo exprimía tanto, que borraba sus facciones , olvidaba su perfume...y no me quedaba otra que dejarlo en paz, y escribir su nombre miles de veces, hasta que volvían esos detalles...

19 octubre, 2010 13:11  
Blogger Flor S said...

Mmm... podría interpretar de mil maneras esto. Lo primero que se me vino a la mente fue: mirar no es lo mismo que ver. Pero después pensé: igual no tiene mucho sentido la conclusión. Ahora creo y finalizó con que el recuerdo es la mejor garantía de olvido (cosa que me comentaron alguna vez).

De última lentes de aumento o una visita al médico no viene mal. Digo... si te andás olvidando de las caras!!

Besos!

19 octubre, 2010 16:08  
Anonymous Anónimo said...

:(

23 octubre, 2010 14:13  
Blogger Demy said...

Muchita,
te miré tantas veces
que me olvidé de vos.

Miralo así.

Abrazo.

23 octubre, 2010 14:43  
Blogger Demy said...

Flor, el olvido modela los recuerdos a nuestro gusto.

Si fuera tan solo olvidar las caras...

Besos y flores.

23 octubre, 2010 16:16  
Blogger Demy said...

Anónimo :(:

23 octubre, 2010 16:19  
Blogger Demy said...

Naty, el tema es cuando ocurre mientras estás en una relación.

Besos.

23 octubre, 2010 16:22  
Blogger Muchita said...

Entendi...
Primera escena:
Despues de cruzarnos como por 5ta o 6ta vez en la misma esquina, me viste pero no te acuerdas de mi. Y hoy paso lo mismo.
Segunda escena:
En una fiesta,a la que fuimos invitados por un amigo común, coincidimos en la barra del bar para pedir una cerveza fría. Me preguntaste:¿te conozco?
y te respondí que no, pero que podrías...
Y asi en cada escena de la vida, donde conocerse es parte del mirarse pero que no necesariamente puede quedar para siempre en el recuerdo. Depende de lo cautivadora que haya sido esa mirada y de lo intrigadora que haya sido la que le corresponde.
Saludos.

25 octubre, 2010 13:01  
Blogger Demy said...

Muchita, hablamos de un conocimiento vivo, casi orgánico. Ese concepto me gusta.

Igual, no trates de entender :)

Te mando un abrazo, gracias por pasar.

28 octubre, 2010 15:37  
Blogger Amor primario said...

Yo no lo ví nunca, sin embargo le recuerdo el rostro casi como si lo hubiese palpado con mis yemas..
contradictorio?

13 marzo, 2011 19:26  
Blogger Demy said...

No, es el rostro mismo, o uno de tantos, a veces el físico es un accesorio que sirve para jugar nomás. Aunque muchos den la vida tan sólo por ese juego.

Gracias por comentar amor.

14 abril, 2011 16:55  

Publicar un comentario

<< Home